Archive for 2015

  • Los Otros...

    Los Otros...

    Tenemos un nuevo inquilino en casa. Ya no somos 5, somos 6. Apareció como aparecen todos los inquilinos incómodos, un día, así sin avisar. Estoy poniendo la mesa cuando mi hija me dice: ¿Y a Lala no le pones un plato? Yo pienso para mis adentros: esto es una trampa, mejor no contestes. Es lo que tiene ser una madre experimentada, uno aprende a ignorar lo superfluo. Se pone a llorar. -¿Qué te pasa? -le pregunto. -Que no le has puesto un sitio a Lala en la mesa. -¿Y quién es Lala, Ca-ri-ño? -Lala es mi amiga Mamá, es de Hawái.Read More

  • El Elfo

    El Elfo

    Ring ring - ¿Diga? - ¿Qué haces? - Pelar patatas, ¿y tú? - Corregir exámenes. - Anda, dales una alegría de Navidad, apruébalos a todos - No, que estudien. Me ha llamado el Rector de la Universidad - ¿Ah sí? ¿Y qué dice?, ¿que tienes un índice de suspensos muy alto? -Que si puedo hacer de Papa Noel en la fiesta de Navidad para los hijos de los profesores. -Jujuju, déjame que me ría, y ¿has dicho que sí? - Necesito un ayudante, ¿te vienes? Tienes que disfrazarte de elfo.Read More

  • Las literas

    Las literas

    Voy a haceros una confesión, lo he hecho fatal, peor imposible. A día de hoy, admito que no he sabido enseñar a mis hijos a dormirse solos. Durante el día todo va de maravilla (claro, hay que tener en cuenta que se pasan casi todo el día en el colegio) pero llega la noche y esto se descompone. Ya os he contado en más de una ocasión que voy de cama en cama y tiro porque me toca, pero como no tenía suficiente con este tema, se me ocurrió que las niñas ya tenían edad y les podíamos poner unas LITERAS. Read More

  • El Taxi

    El Taxi

    Este sábado ha sido mi cumple y para celebrarlo he invitado a mi familia a una cena. He elegido uno de mis restaurantes preferidos que está en la calle Sevilla de Madrid. Nos arreglamos, nos pusimos todos muy guapos y llegaron mis padres para ir todos juntos en dos taxis hasta el restaurante. Mi padre cogió un taxi con los dos niños mayores y yo otro con Cari, mi madre y la peque. Se sube al taxi mi madre con la peque en brazos. En el asiento le dejo la bolsa de los pañales, mi abrigo y mi bolso. Cari se sienta delante y yo doy la vuelta al coche con la silla para plegarla y colocarla en el maletero. Me agacho, la doblo, la meto y cuando cierro el maletero, el taxi arranca y me deja allí, en medio de la Castellana. Corro detrás de ellos haciendo señales con los brazos y gritando: ¡Ehhhh, que me dejáis aquí! Read More

  • Acción de Gracias

    Acción de Gracias

    Como ya sabéis, Cari es de Boston, y este año he decidido hacerle una cena de Acción de Gracias especial y cocinar un pavo, en vez del triste pollo asado que le pongo todos los años. He comprado un pavo enorme y he invitado a toda la familia para dar las gracias en condiciones. Cuando estaba sumergiendo el pavo en agua caliente con vino de olor, cebolla y otras especias aromáticas me llama mi cuñado y me pregunta: ¿Qué haces? Estoy cocinando el pavo- le contesto- preparando la salsa de arándanos y el relleno de migas de pan.Read More

  • Halloween

    Halloween

    ¡¡¡Halloween!!! En el colegio de mis hijos somos famosos por las fiestas tan chulas de Halloween que organizamos. Como Cari es de Boston, le gusta celebrar el día rodeado de niños y hemos llegado a tal nivel que todos vienen disfrazados y los trajes son buenísimos. Hacemos un concurso y el ganador se lleva un saco entero de chuches. Pues este año, se me ocurrió invitar a todos los niños de las dos clases de los mayores y a todos sus papás. En la invitación puse: El requisito es venir disfrazados de vampir@ y bruj@s Jamás se me ocurrió que iban a venir los 24 niños de cada clase con sus respectivos padres e, incluso, hermanitos. Al final, éramos allí unas 125 personas. Mi piso tiene 100 m2, así que teníamos menos de un metro para cada uno y menos mal que había metros cúbicos y se podía respirar.Read More

  • Yo para ser feliz quiero un camión

    Yo para ser feliz quiero un camión

    Me acaba de llamar la directora del colegio. Me ha pedido que, por favor, acuda al centro inmediatamente ya que mi hijo mayor ha sido visto por los profesores infringiendo no sé qué norma del colegio. Se me ha helado la sangre, me he quedado de una pieza, ¿qué habrá hecho? Voy para allá que no corro, vuelo. Llego al despacho de la directora y allí están, la coordinadora de primaria, el subdirector del colegio y la Directora. Y pienso para mis adentros: Jolín, tenía que haberme traído a mi abogado, porque aquí somos 3 contra 1.Read More

  • Somos cebras

    Somos cebras

    Giro la llave y entro en casa. Según abro la puerta veo pasar a Lola, la perra negra de mi hermano, como una cebra. Lleva rayas blancas pintadas con algo que parece typex. Levanto un milímetro la vista y veo a mi hija pequeña a cuatro patas en pantalones cortos y con el cuerpo pintado con algo que parece rotulador permanente negro. Me mira y me dice: Somos cebras. ¡Qué flash! ¡Qué vida más surrealista tengo! ¡Qué suerte! ¿Qué más habrá dentro? No quiero verlo. Todo empezó el lunes. Esta semana -como bien sabéis porque os lo he ido contado- hemos estado trabajando en el lanzamiento de la nueva web de Saco Pingüino. Mi compi María y yo hemos estado codo con codo dándolo todo. Tengo una compi que es de lo mejor. Vamos a sacarle aquí los colores: es dispuesta, resolutiva, cariñosa, amable, una crack en el trabajo. Todo lo que se le puede pedir a una compi.Read More

  • Marina D'or

    Marina D'or

    Marina D’Or ¡Qué delicia! ¡Día de pelu! Voy a una donde el peluquero lleva el pelo cortado en 5 niveles diferentes: por delante un flequillo súper largo rosa, por detrás a cuadrados y cada uno de un color y nos llama a todas Darling y nos dice que tenemos una melena divina y un cráneo maravilloso. Le digo que quiero que me haga unas mechas californianas y que me corte el flequillo, que estoy aburrida del corte que llevo. Sí, Darling, claro que sí. Vas a estar divina con lo que te voy a hacer. Empieza a prepárame el pelo para teñir mientras me va contando su vida entera, y cuando ya me ha puesto el tinte en la parte de delante y va a empezar en la nuca de repente da un grito ensordecedor y dice, ¡QUÉ HORROR!, ¡TIENES PIOJOS! ¡Zas!, toda la peluquería mirándome. ¡Qué bochorno! ¡Me quería morir! Yo que no sabía cómo reaccionar, le digo: ¡Qué raro! Será que me los has pegado tú. ¿Pegado? ¿Yo? Bonita (ya no soy Darling) tu aquí no tienes un piojo, tienes el Marina D’Or de los piojos, familias con hijos. Lo siento pero tengo que pedirte que abandones el local. ¿Queeeeé?, le digo Read More

    19/11/2015 Home 0 362

Buscar

Categorías