CAJAS E IDIOMAS

CAJAS E IDIOMAS

¡Por fin! Acabamos de recibir las nuevas cajas que utilizaremos el próximo invierno para enviar nuestrosSacosPingüino. ¡Ya era hora!

Las bonitas cajas rojas que utilizábamos hasta ahora y que muchos de vosotros habéis recibido en casa se fabricaban en España. Pero para la próxima temporada trabajaremos con dos centros de producción: España (para las ventas en Europa) y Hong Kong (para las ventas en Asia y Oceanía). La razón es muy sencilla; el envío de cajas voluminosas y pesadas de un lado al otro lado del mundo es extremadamente caro y muchas de nuestras tiendas y distribuidores en Asia y Oceanía nos piden opciones más económicas de embalaje.

Hace dos meses, la pequeña y resolutiva Mai y yo nos embarcamos en la tarea de encontrar un proveedor de cajas de color rojo en este lado del mundo. Mai es la profesora de chino de mis hijos. La conocí después de darme cuenta de que Javi no era capaz de hacer los deberes porque estaba todo en mandarín. Y necesitaba encontrar a alguien que pudiera ayudarle porque, por aquel entonces, lo único que yo era capaz de articular en chino era “Nihao” y “Xiexie”. Entonces conocí a Mai. Al poco de empezar a dar clases particulares a Javi, empecé a necesitarla – a ella y a sus habilidades lingüísticas – para ayudarme con temas burocráticos, protocolo chino, asistencia a ferias en Asia y un millón de cosas más. Hoy ya forma parte de la familia Pingüino oficialmente y trabaja conmigo un día a la semana para resolver dudas, gestionar tareas administrativas y traducir y corregir los mensajes con interlocutores chinos.

Hace tres semanas tuvo que lidiar con el problema de las cajas rojas. Habíamos realizado el primer pedido y esperábamos, emocionadas, a que llegara el envío. La emoción no duró mucho. Cuando abrí la primera caja, me di cuenta de que las habían montado y pegado del revés, es decir, de adentro hacia afuera. La caja era preciosa, pero sólo por dentro. Ahora, ¿Cómo explico esto en mandarín y por teléfono?

Como de costumbre, Mai vino al rescate al día siguiente. Y ahora, dos semanas más tarde, acabamos de recibir las cajas nuevas y perfectamente rematadas.

Hace escasamente cinco minutos he recibido un mensaje de nuestro distribuidor en Japón. Necesita nuestro catálogo traducido al japonés. En esta ocasión, Mai no va a poder ayudarme… Será mejor que descuelgue el teléfono y busque una solución.

Posted on 30/03/2015 Home, Vamos a pingüinear/Penguin... 0 1086

Leave a CommentLeave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Buscar

Categorías

Anterior
Siguiente